Historia del béisbol

 

La historia del beisbol ha llevado a este deporte a ser, hoy en día, uno de los más famosos y practicados del mundo. Su dinámica consiste en enfrentar a dos conjuntos de nueve jugadores cada uno, que atacan y defienden por turnos alternativos. Los del equipo atacante deberán golpear la pelota con el bate de béisbol y conseguir recorrer las bases del campo, que tiene forma de diamante, antes de que los defensores atrapen la pelota lanzada y consigan eliminarlos. Cuando se completan todas las bases, se consigue una carrera, y al finalizar el partido, después de nuevo episodios conocidos como innings, ganará el equipo que haya conseguido recorrer más veces el campo. Se trata de un juego de realización lenta, cuyos partidos pueden llegar durar varias horas.

El béisbol goza de altísima fama en Estados Unidos, donde es uno de los deportes rey, junto con el fútbol americano, el baloncesto y el hockey, seguidos por el fútbol —allí conocido como soccer—, que poco a poco también va ganando espacio. Asimismo, cuenta con una muy buena reputación en otros países como por ejemplo Cuba, Australia, Canadá, México, y Japón. Incluso en los países donde el deporte no se halla entre los más estimados, principalmente en el viejo continente y en África, es popularmente conocido. Su nombre proviene etimológicamente del inglés baseball, literalmente pelota base, denominación con la cual también se le conoce hoy en día en algunos contextos hispanohablantes. Se comenta, a continuación, distintos aspectos sobre la historia del béisbol: ¿a dónde se remontan sus orígenes? ¿Cuál es su evolución? ¿En qué países predomina? ¿Cuál es su estado en la actualidad? ¿Goza de condición olímpica?

¿Fue un general estadounidense quien fue su creador?

Es conocido que, desde los orígenes de la civilización, el ser humano ha practicado juegos de pelota, y en diversas culturas y juegos populares por todo el mundo se realizaban actividades que consistían en golpear balones con bates. Con ello en mente, es probable que los más antiguos tatarabuelos fueron los pioneros en la práctica de la pelota base. No obstante, la historia de este deporte en el sentido moderno se remonta a los Estados Unidos de inicios del siglo XIX. Sin embargo, no hay consenso entre los expertos historiadores acerca de la fecha exacta de su origen. La explicación tradicional otorgaba la invención de este deporte a un general de las fuerzas armadas estadounidenses en el verano de 1839, en la localidad de Cooperstown (Nueva York). De hecho, allí se encuentra en la fecha presente el Salón de la Fama, museo con la finalidad de estudiar e informar sobre la historia del beisbol.Esta tradición asegura que fue el militar Abner Doubleday quien fue su creador. Sin embargo, el relato es de fiabilidad dudosa, ya que no existen pruebas fehacientes sobre ello y, de hecho, el propio general Doubleday nunca se pronunció a su favor, por lo que muchos la consideran un mito sin lugar a dudas. Lo único que podemos afirmar es que no hay pruebas claras sobre quién fue realmente el inventor de este deporte. De hecho, hablar de invención no es muy apropiado, ya que en realidad surgió a través de la evolución de otros juegos.

Los antecesores más cercanos parecen ser dos deportes populares: el críquet y el rounders, un juego de bola practicado en el Reino Unido y la Repúblia de Irlanda, que fue importado por parte de los colonos y se jugaba en el territorio norteamericano ya en los tiempos de la Revolución de las Trece Colonias (1763-1789). Estos juegos fueron experimentando múltiples variaciones a medida que su ejercicio se iba popularizando a lo largo del país, especialmente en las canchas de las escuelas y de las universidades.

Regularización normativa y expansión

En 1845, encontramos la primera regularización de la normativa del béisbol, de la mano de Alexander Joy Cartwright, un bombero voluntario y empleado de un banco. Lo hizo tras la fundación de lo que sería uno de los primeros equipos organizados de béisbol, el New York Knickerbocker Baseball Club. El béisbol moderno acabaría por fundamentarse en las normas estructuradas por Cartwright, que consistían en estipular una pista en forma de diamante, las cuatro líneas y la eliminación del bateador tras el tercer strike consecutivo. Por ello, podría hablarse de Cartwright como el padre del béisbol, aunque él no fue su inventor, sino el que dio forma a su primera normativa. El 19 de junio de 1846 se jugaría el primer partido oficial que enfrentó a los neoyorquinos New York Knickerbocker Basecall Club y New York Nine en la localidad de Hoboken (Nueva Jersey), en el que se impondrían los segundos. Acababa de nacer, con reglas todavía poco clara y en campos abiertos, lo que se desarrollaría a lo largo del tiempo hasta regalarnos el béisbol moderno

Así pues, Nueva York fue el núcleo a partir del cual el béisbol encontró un punto de apoyo para dar inicio a su expansión por el territorio estadounidense, de ahí que se le empezara a denominar popularmente como The New York Game (el juego de Nueva York). Las reglas estipuladas por Cartwright le dieron el impulso que le permitió diferenciarse de los otros juegos y deportes y, a la vez, elevar el nivel y la exigencia para así pasar de ser un simple juego amateur a convertirse en todo un deporte. En aquel entonces, el béisbol empezó a considerarse un juego de caballeros reputados.

El béisbol en los Estados Unidos

Desde su primer partido, empezaron a ver la luz paulatinamente más equipos en la zona, y muchos de ellos comenzaron a disputar sus partidos en un terreno de Hoboken llamado Elysian Fields. Dicha localidad fue, pues, la que experimentó el privilegio histórico de atestiguar los primeros partidos de béisbol. En 1858, cerca de una treintena de equipos de béisbol se pusieron de acuerdo para formar la primera Asociación Nacional de Jugadores de Béisbol, a pesar de que esta acabaría por desaparecer en 1870 sin haber organizado ni dirigido ni un solo partido.

Durante la etapa de la Guerra Civil estadounidense, también conocida como Guerra de Secesión (1861-1865), el juego fue adquiriendo cada vez más popularidad, y en 1865 se registra una entrada de 20 000 asistentes como público a un partido. Durante el período de duración del conflicto bélico, la movilización tanto de soldados como de prisioneros a lo largo del país facilitó que el deporte se catapultase a lo largo de la nación. En 1869, nacería el primer equipo profesional de béisbol, los Cincinnati Red Stockings, club que se mantuvo invicto hasta el año siguiente. Un año más tarde tras su primera derrota, en 1871, nacería una nueva asociación de béisbol, que acabaría dando lugar en 1876 a la creación de la National League (Liga Nacional). En 1901 nacería la American League (Liga Estadounidense) y, al unirse ambas en 1903, conformarían lo que en la actualidad se conoce como la Major League Baseball (en español, las Grandes Ligas), la liga deportiva profesional más antigua de los Estados Unidos y Canadá, que es hoy en día una de las competiciones de élite más importantes del mundo.

Las Negro League Baseball (Ligas Negras de Beisbol)

Es necesario destacar uno de los episodios más tristes de la historia del deporte en general: debido a la segregación racista de los Estados Unidos de la época, hasta el año 1960 no se permitía el acceso a la liga de participantes afroamericanos. Estos jugadores, pues, optaron por iniciar sus competiciones alternativas en la década de 1880, que serían conocidas como las Ligas Negras, y contarían también con jugadores profesionales. El declive de esta lamentable separación comenzó en 1947 con la inclusión del jugador Jackie Robinson en el equipo de los Brooklin Dodgers de la Major League Baseball, que debutó el 15 de abril del mismo año y llevaría su equipo a la consecución de la National League. Dos años después, ganó el premio al jugador más valorado de la liga (MVP Award). Robinson fue un jugador icónico, tanto por su talento como por su carácter. Ello le ha valido convertirse en una imagen de la lucha contra el racismo. La segregación racista en las ligas culminaría de forma definitiva 13 años más tarde del debut de este jugador.

De Nueva York al mundo: la historia del beisbol internacional

Expansión por las Américas

Su éxito devastador en los Estados Unidos desembocó rápidamente en una proliferación a escala mundial. En 1868 se fundó en Canadá el primer club de béisbol de dicho país en la ciudad de London (Ontario), conocido como los London Tecumsehs. En la década posterior, en 1871,varios equipos estadounidenses acudían al continente europeo, concretamente al Reino Unido, a fin de llevar a cabo una gira demostrativa con espectáculos de béisbol. Ocho años más tarde, el 29 de diciembre de 1878, nos topamos con el primer partido de la Liga Cubana de Béisbol, que enfrentó a los clubes de La Habana y de Almendares. El hecho de que se disputara en ese año ya un partido oficial nos indica que el béisbol, para aquel entonces, gozaba en ese país de suficiente asentamiento y tradición entre la gente. El club de La Habana fue el primer equipo de béisbol fundado en América Latina.

Poco a poco, entre los finales del siglo XIX y los principios del XX, el deporte fue expandiéndose por los países de Hispanoamérica, en algunos con más claridad y fuerza que en otros. Se tiene constancia periodística del primer equipo de México en 1869, el Union Base Ball Club, de la ciudad de Matamoros (Tamaulipas). A Nicaragua llegaría en 1888. En Puerto Rico se registra el primer partido oficial el 2 de junio de 1896. En Venezuela también se reporta su origen sobre la década de 1890 y, sobre las mismas fechas, se data el comienzo de la liga en la República Dominicana. También a Venezuela llegó en esa década, probablemente gracias a ciudadanos del país que volvían de haber estudiado en los Estados Unidos. En Chile, existe una fotografía de un partido de béisbol el 4 de julio de 1918, aunque es bastante probable que ese no fuera el primer partido en disputarse.

En Europa, el béisbol ha encontrado siempre resistencia y, pese a que es un deporte conocido, no acaba de arraigar y no es considerado uno de los principales. De hecho, hoy en día cuenta con pocas ligas profesionales en el Viejo Continente, tan solo la de Italia y la de los Países Bajos —que también cuentan con las selecciones más exitosas en el campeonato continental—. Ello explica por qué ningún país europeo ha logrado hasta la fecha hacerse un hueco en el medallero mundial ni olímpico de este deporte.

El béisbol en Asia

Asia es uno de los continentes donde el deporte del bate y las bases ha calado más. Tan solo es necesario ver los dibujos animados provenientes de Japón para ver lo habitual que es para los niños practicarlo como juego en el país del sol naciente. En este país, el deporte apareció gracias al ciudadano estadounidense Horace Wilson en 1872. Hoy en día, se trata de un juego muy popularizado entre los estudiantes tanto en colegios como en facultades. Cuenta con una liga professional, conocida como NPB por sus siglas en inglés (Nipon Professional Baseball), que emula el sistema norteamericano, al constar de dos ligas diferentes, la Central y la del Pacífico. Existe una buena relación entre la Major League Baseball y la Nipon Professional Baseball; es conocido el torneo MLB Japan All-Star Series, de celebración bienal, que enfrentaba a las selecciones de estrellas de la liga de los Estados Unidos y de la liga japonesa.

En el conjunto del continente asiático, la entidad rectora es la Federación de Béisbol de Asia, que a la vez es miembro de la Federación Internacional de Béisbol. La institución nació el 7 de mayo de 1954 por las federaciones nacionales de Japón, Corea del Sur, República de China (Taiwán) y República de Filipinas, coincidiendo con los Juegos Asiáticos de 1954, celebrados en esta última. Hoy en día la conforman 24 entidades nacionales del continente, más la federación de Vietnam. El deporte cuenta con ligas profesionales en múltiples países, así como de reconocimiento y práctica normal entre la población. Sus selecciones suelen tener presencia en los campeonatos mundiales, intercontinentales y olímpicos.

El béisbol en Oceanía

En Oceanía el béisbol tuvo una llegada tardía, pero a la vez un asentamiento bastante firme, especialmente en Australia. Llegó al continente a través de las islas de Micronesia, de la mano de los japoneses, durante la Segunda Guerra Mundial. Actualmente, el deporte es regido por la Confederación de Béisbol de Oceanía, que fue fundada en 1989. Le selección dominante en este territorio es, sin lugar a dudas, la australiana, seguida en la distancia por el combinado de Nueva Zelanda.

El béisbol en la República de Cuba

Cabe hacer mención especial a la historia de este deporte en Cuba. Tal y como hemos explicado anteriormente, el primer partido de béisbol en el caribeño país insular se dio en 1878 y el primer equipo fundado fue el Club de Béisbol de La Habana, que sería también el pionero en el contexto latinoamericano. Hoy en día, la selección nacional cubana es la más laureada históricamente, incluso por encima de la de los Estados Unidos, tanto en el escenario continental como en el internacional. Cuenta con un la friolera cantidad de 12 campeonatos en los Juegos Panamericanos, 15 en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, 24 en la Copa del Mundo y 11 en la Copa Intercontinental, sin olvidar los 5 podios olímpicos.

El béisbol en España

El primer partido en territorio español se jugó en 1901 en la ciudad de Barcelona, de la mano del pionero Agustín Peris de Vargas, que lo importó de Cuba y es hoy en día una figura histórica para la historia del baseball en el país de Don Quijote. Se sabe que Peris de Vargas disputó partidos a lo largo de su vida como jugador, entrenador y árbitro. Hubo que esperar hasta 1942 para que se creara la federación que gobernaría el deporte a el plano nacional. Se trataba entonces de un deporte que se percibía como exótico y novedoso. Pese a que en España el béisbol no goza todavía de mucha implantación —como, por lo general, en toda Europa—, la selección nacional es una de las más potentes en el panorama europeo. La entidad encargada de regir el deporte en el estado es la Real Federación Española de Béisbol y Sóftbol y se dan anualmente tres competiciones: la División de Honor, la Primera División A y la Copa de Su Majestad el Rey. Actualmente, el equipo más laureado es, por encima de otros grandes clubes como el Real Madrid CF o el FC Barcelona, el Club Béisbol Viladecans, de la comarca del Baix Llobregat, que encadenó dos décadas de victorias consecutivas a partir de 1982, conquistando todos los campeonatos de España, y finalizó el 2003, cuando se alzó campeón su equipo vecino de la localidad de Sant Boi del Llobregat.

La selección española

La selección nacional ha participado en cuatro ocasiones en la Copa Mundial y otras tantas en la Copa Intercontinental. Sus mejores posiciones finales han sido la décima segunda (Italia 1988 y Unión Europea 2012) y la octava (España 1991 y 1997), respectivamente. En el contexto europeo, logró coronarse como primera en la competición organizada en su propio país en 1955, después de haber alcanzado el subcampeonato en la disputa del año anterior en Bélgica, en 1954. Ha logrado la medalla de bronce en otras 13 ocasiones, y la de plata en una más, en 2016, cuando perdió contra la selección de los Países Bajos, combinado anfitrión del torneo. En las olimpiadas, tan solo ha participado en la de edición de Barcelona 1992, a la que se clasificó directamente por tratarse del equipo anfitrión y terminó en octava posición.

El béisbol en en la actualidad

El béisbol es hoy un deporte con alta reputación intercontinental: claramente implantado en América del Norte, en Centroamérica, y, quizá algo menos, en América del Sur. También es muy practicado en Oceanía —especialmente en Australia—, así como en Asia, con la nación nipona en cabeza. Los continentes europeo y africano siguen mostrándose un tanto recelosos en cuanto a la implantación de este deporte, tanto en el plano popular como en la élite deportiva, y son escasas las ligas en las que cuenta de reconocimiento profesional. De todos modos, se trata de un deporte conocido a escala global.

La Major League Baseball

​Como se ha explicado, la Major League Baseball nació de la unión en 1903 de la National League (fundada en 1876) y la American League (fundada en 1901), dando lugar a lo que hoy es el torneo más prestigioso de la disciplina. En el 2000, dichas ligas se fusionaron también a nivel jurídico y administrativo. Hoy en día cuenta con 30 clubes repartidos a partes iguales entre las dos ligas. Los equipos de cada una se enfrentan entre ellos y sus campeones se desafían en la Serie Mundial, la fase final de postemporada que decide quién es el mejor equipo de béisbol de los Estados Unidos —y, por extensión, del mundo entero—. De entre los grandes jugadores históricos que han pasado por esta competición, destacan algunos como Mickey Mantle, Ted Williams, Willie Mays, Hank Aaron o Barry Bonds.

Historia de la competición

Durante las primeras décadas de actividad del torneo, estuvo marcado por una fuerte rivalidad entre los equipos y por el común flujo de jugadores a través de los diversos equipos y entre ligas. Posteriormente, en la década de 1900 a 1920, se dio lo que se conoce como la Dead-ball era (la era del balón muerto). Esta época se caracterizó por la abundancia de partidos lentos, sin home runs y con marcadores finales de puntuación muy baja. Ello se produjo por la tendencia en aquel entonces a apostar por un juego de estrategia a fin de alcanzar la victoria, aunque fuera por pocos puntos por encima del contrincante.

A finales de la década de 1940, la liga empezó a retransmitirse por televisión. Se trata hoy en día de uno de los espectáculos deportivos más vistos en la antena del país, y también tiene mucha audiencia en Iberoamérica. Sus deportistas son admirados como estrellas, entre los cuales podemos destacar, hoy por hoy, a Adam Eaton, Clayton Kershaw, Ervin Santana, Zack Greinke, o David Price. Los contratos televisivos y la profesionalización de la competición permiten a los jugadores gozar de salarios muy elevados. Con su famoso lema I live for this​ (vivo para esto), podemos aseverar que, en la actualidad, es de una de las competiciones de deporte profesional más importantes del mundo y cuenta con equipos muy conocidos y prestigiosos, como los New York Yankees, Los Angeles Dodgers, los New York Mets, los Saint Louis Cardinals o los Kansas City Royals, entre otros.

La Segunda Guerra Mundial

La retransmisión del deporte contribuyó notablemente a su expansión, que se catapultó a partir de 1950. Durante la Seguna Guerra Mundial (1939-1945), el béisbol, igual que toda la nación, se vio sacudido, y la cantidad de jugadores profesionales decayó considerablemente debido a que muchos de ellos se vieron obligados a servir en las fuerzas del ejército. Además, los blackout, las restricciones en cuanto a la iluminación externa, complicaban mucho la realización de partidos, ya se limitaba la actividad por la noches.

Estas dificultades llevaron casi a la cancelación de la liga en 1942, pero el béisbol continuó en pie gracias a la autorización expresa del entonces presidente Franklin D. Roosevelt, que consideró que era mejor para el país que este deporte siguiera compitiéndose. Ello permitió que el béisbol siguiera creciendo por el país. Hasta 1953, la Major League Baseball contaba con 16 equipos, 8 por cada liga, que provenían de tan solo 10 ciudades diferentes. Más adelante, empezaron a surgir más equipos de otras zonas del territorio americano

La huelga de 1994

Otro momento complicado, aunque en mucha menor escala, sucedió en la década de los 90. En 1994, el sindicato de jugadores no vio con buenos ojos las medidas que los propietarios habían acordado con relación a las limitaciones salariales y de gasto de los clubes. De este modo, el 12 de agosto los jugadores secundaron una huelga indefinida que provocaría la paralización de la competición. Se decidió esperar, ya que la sensación inicial sugería que el parón duraría poco, y los partidos podrían reanudarse con brevedad. Sin embargo, un mes más tarde, el 14 de septiembre, viendo que los jugadores se negaban a disputar partidos, se clausuró tanto la temporada, como las Series Mundiales, que no llegaron a disputarse, hecho que no sucedía desde 1904.

El béisbol en los Juegos Olímpicos (JJ. OO.)

El béisbol cuenta hoy en día con la categoría de deporte olímpico, ya que es un deporte reconocido por el Comité Olímpico Internacional (COI), al acreditar los requisitos de estar avalado por una federación internacional, ser practicado en un mínimo de 75 países y cuatro continentes en el caso masculino y 25 países y tres continentes en el femenino, así como cumplir los códigos éticos antidopaje del COI. Su presencia en las olimpiadas es, sin embargo, relativamente corta, pero previsiblemente su participación en el evento deportivo por excelencia se irá asentando durante las próximas ediciones.

Apareció por primera vez en los JJ. OO. de San Luis, Missouri, en 1904, aunque de manera no oficial, tan solo como deporte de exhibición. Cabe destacar, pues, que el béisbol estuvo presente por primera vez como deporte oficial en los JJ. OO. de Barcelona en 1992. Sus partidos se disputaron en las subsedes olímpicas de los municipios de L’Hospitalet de Llobregat y Viladecans, en la provincia de Barcelona. Cuba, Taiwán y Japón fueron las selecciones laureadas con oro, plata y bronce, respectivamente. Desde entonces, se ha practicado en todas las ediciones (Atlanta 1996, Sídney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008) con excepción de las de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016. En 2020 volverá a disputarse en los Juegos Olímpicos de Tokio.

El combinado de la República de Cuba ha logrado alcanzar el podio en todas las ocasiones y es hoy en día la nación con más premios también en estas competiciones, con tres medallas de bronce (Barcelona, Atlanta y Atenas) y dos de plata (Sídney y Pekín). Le sigue el equipo de los Estados Unidos con una medalla de oro (Sídney) y dos de bronce (Atlanta y Pekín) y, por detrás, Corea del Sur, con un metal de oro (Pekín) y otro de bronce (Sídney). También cuentan con medalla Japón, con una de plata (Atlante) y dos de bronce (Barcelona y Atenas), y Australia y China Taipéi, ambas con una de plata (Atenas y Barcelona, respectivamente). Las plazas de ingreso a la competición se adjudican por méritos en los torneos continentales, a excepción del equipo nacional del país anfitrión de los juegos, que siempre recibe la invitación directa por cortesía.

Un deporte para toda la vida

Los orígenes del béisbol, obviando la más que probable leyenda del general Doubleday, se desarrollaron a través de otros juegos y, con su núcleo de expansión en la ciudad de Nueva York, el deporte fue ampliando poco a poco sus horizontes, comenzando por América Latina y el Caribe, llegando a Asia, Oceanía, Europa y África, hasta convertirse en mundialmente conocido. A pesar de no haber calado mucho en estos dos últimos continentes, es un deporte que se encuentra en auge y del que podremos disfrutar toda la vida.

Es posible que paulatinamente cada vez más países abran sus puertas a la comprensión del béisbol y el número de aficionados y deportistas aumente. De este modo, se podría gozar en el futuro de más ligas profesionales con nivel de élite, y unas competiciones internacionales más ricas y disputadas como siguiente etapa en la historia del beisbol. Sería muy interesante, por ejemplo, ver cuánto crecería este deporte si empezase a valorarse más en el viejo continete. Quién sabe, quizá algún día el fútbol vea tambalearse su trono global de deporte rey.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 8 =