Timbres para bicicleta

Uno de los complementos más divertidos, necesarios a nivel de seguridad y personales que podemos llevar en nuestra bicicleta es nuestro timbre, bocina o campanilla.

Usemos la bici de forma esporádica o habitualmente en la ciudad, nos tenemos que hacer oír y, si somos ciclistas urbanistas, es decir si nos enfrentamos habitualmente a los coches nos tendremos que hacer oír bien alto. Como ya os hemos indicado en nuestro post sobre las mejores luces para bicicleta, dejarse ver y oír es imprescindible a la hora de practicar ciclismo. Hoy os vamos a ayudar a elegir el mejor timbre para nuestra bici.

Soporte de pared de diseño para bicicleta marca Meollo

¿Es necesario un timbre para la bicicleta?

Sabemos bien que algunos ciclistas, preocupados por su imagen, son reticentes y se sienten horrorizados por la simple idea de añadir a su manillar una campanilla, una horrible bocina o un timbre. Sin embargo, este elemento es algo más que un complemento, es parte de la seguridad mínima de la bicicleta y, además, es posible encontrar modelos que van a dejar impresionados incluso a los más exigentes amantes del diseño.

Si bien no es obligatorio tener una campana en su bicicleta en el Reino Unido, es la ley en algunos lugares (incluyendo Alemania y partes de los Estados Unidos). De acuerdo con el Código de Carreteras del Reino Unido, se recomienda a los ciclistas que “sean considerados con otros usuarios de la carretera, especialmente peatones ciegos y deficientes visuales, haciéndoles saber que está allí cuando sea necesario, por ejemplo, tocando el timbre”. En muchos casos, un grito rápido. o un ‘perdón’ cortés puede prevenir una colisión, el hábito reflexivo de tocar el timbre, combinado con el hecho de que todo el mundo sabe que el sonido significa que ‘acercarse a la bicicleta’ debería ayudar a evitar accidentes. Como lo sabe cualquiera que haya viajado por calles concurridas de la ciudad o que haya compartido caminos para bicicletas / peatones, las posibilidades de que alguien se interponga en su camino sin mirar son altas, especialmente en la era moderna de personas que están pegadas a las pantallas de sus teléfonos inteligentes.

Soporte de pared de diseño para bicicleta marca Meollo

Además, se recomienda encarecidamente una campana para niños y adolescentes, ya sea que se encuentren en paseos familiares o en bicicleta a la escuela. Adquirir el hábito de advertir a otros de su presencia no solo ayudará a prevenir accidentes, sino que también aumentará su conciencia de la importancia de la seguridad y la necesidad de ser conscientes de otros usuarios de la carretera.

Tipos de timbres para bicicleta: bocina de aire

Dentro del mundo de los timbres para bici, encontramos, en primer lugar, el viejo modelo de bocina. Por un lado tenemos los modelos más clásicos que vienen con una pera de plástico y que hacen ese ruido tan divertido parecido al rebuzno de un burro. Son bastante chillonas, llaman la atención y pueden ser una opción para aquellos que tienen bicicletas vintage.

Bocina de bicicleta vintage

Sin embargo en la opción de bocina de aire encontramos un desarrollo tecnológico que nos ha encantado. Se trata de un paso más allá de la bocina vintage, en el que se incluye un sistema que almacena aire comprimido y que, al pulsar el botón suelta un sonido muy alto y potente, parecido a las bocinas de bote. Os aseguramos que no pasaréis desapercibidos con este sistema porque a nosotros nos ha dejado sordos. Es un poco aparatoso, pero merece la pena para entornos ruidosos y peligrosos. Los coches con esto os oirán seguro. Además es un modelo muy ecológico ya que no tiene baterías sino que funciona simplemente con aire presurizado llegando a los 120 decibelios en algunos casos.

Bocina de bicicleta de aire comprimido

Tipos de timbre para bicicleta: campana de metal

Los modelos de timbre para bici de metal son mucho más discretos pero menos ruidosos. Si bien nos transportarán directamente a la infancia y a esos paseos en bici del verano, no son garantía de que los coches nos vayan a oír. Son muy recomendables para aquellos ciclistas que se desplacen por zonas peatonales o por carriles bici en los cuales se cruzan con muchas personas. Su sonido es agradable y discreto, al igual que lo suficientemente agudo como para que nos escuchen.

Tipos de timbre para bicicleta: anillos futuristas

Otro modelo de metal, con un mecanismo mucho más sofisticado es el de los anillos que generan un sonido magnífico y que aúnan prestaciones con un diseño salido del año 3000. Para aquellos que adoráis las líneas sencillas y la falta de ornamentos este tipo de timbre de bici os viene como… ¿anillo al dedo? ¡Mal chiste! Perdón.

Tipos de timbre para bicicleta: modelos vintage

Sin duda, a nivel de estilo, los timbres más bonitos son los antiguos o los que imitan los modelos antiguos. Hay que distinguirlos porque, si nos pasamos por uno de los mercadillos de antigüedades que se celebran en muchas ciudades – como el Rastro de Madrid- podemos tener la suerte de encontrar un verdadero timbre antiguo de metal, precioso e indestructible.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 5 =