Cómo funcionan los cambios de bicicleta

Uno de los elementos centrales de toda bicicleta son los cambios. En nuestro post sobre fixies os hemos explicado cómo funcionan las bicicletas de piñón fijo, ahora toca explicar en detalle cómo son y cómo funcionan las bicicletas con cambios.

¿Qué son los engranajes o cambios de bicicleta?

Entre las partes que conforman una bicicleta, que hemos explicado en detalle en este post, los engranajes de una bicicleta tienen como función principal transmitir y distribuir la energía producida por nuestro cuerpo de forma eficiente y, lo que es más importante, de modo constante. Gracias a los cambios, podemos mantener en marcha la bicicleta durante más tiempo y usando para ello menos energía. Comprender adecuadamente cómo funcionan los engranajes de una bicicleta y saber cuáles son los tipos más comunes nos puede ayudar mucho a la hora de elegir la bicicleta más adecuada a nuestras necesidades y a disfrutar muchísimo más de ella a la hora de pedalear.

Soporte de pared para bicicleta Meollo

Sistema de cambio de marcha de una bicicleta

El sistema de cambios de marcha de una bicicleta conocido también como tren motriz está formado por un conjunto variable de partes, según la complejidad y el número de cambios, que trabajan simultáneamente para controlar la dinámica del movimiento.

Platos de bicicleta

Todas las bicicletas tienen, al menos, un plato conocido también como biela. Las bicicletas de cambios tienen dos o más platos, cada uno de los cuales tienen una serie de dientes en los que se inserta la cadena de la bici.

El conjunto de platos que forma el cambio trasero de la bicicleta es la pila de piñones o engranajes que están montados en el lado derecho de la rueda trasera, con el piñón más alejado de la rueda y el piñón grande más cercano al volante. La cadena de la bicicleta se conecta a los dientes de los platos delanteros y traseros haciendo que la energía transmitida por las piernas al cambio delantero se comunique a la rueda trasera.

Las bicicletas con cambios poseen un conjunto de piezas llamadas desviadores, unidas con cables a los mandos del manillar que mueven la cadena ente los platos delanteros o entre los dientes traseros. Cuando se mueve o presiona la palanca de cambios, los desoladores s mueven para que la cadena salte de un plato a otro.

¿Cómo saber cuántas velocidades tiene una bicicleta?

Para saber cuántas velocidades tiene una bici, simplemente debemos multiplicar el número de ruedas dentadas de la parte trasera con el número de platos de la parte delantera. Por ejemplo, si delante tenemos tres platos y detrás un juego de 10 velocidades, tendremos en total una bicicleta de 30 velocidades.

¿Cómo usar el cambio de velocidades?

Bien, a veces nos hacemos un lío terrible con las marchas y al final uno simplemente va improvisando como puede en la carretera o en la montaña. Sin embargo, haber adquirido una bicicleta de marchas y no poder sacarle todo el provecho es una auténtica pena. Además, tanto la teoría como la práctica es muy sencilla.

Recordemos que las ruedas dentadas pequeñas de atrás se llaman “piñones” y las ruedas grandes de delante se llaman “platos.”

Soporte de pared para bicicleta marca Meollo

Marcha para descender una cuesta

Para bajar una cuesta la modalidad de marchas ideal es aquella en la que combina el plato delantero mas grande con el piñón trasero más pequeño. Esta misma combinación se debe usar cuando queremos ir en llano a toda velocidad.

Marcha para subir una cuesta

Inversamente si queremos subir una cuesta y no dejarnos toda la energía en ello, usaremos el piñón trasero más grande y el plato pequeño, ello permitirá mantener los pedales girando sin esfuerzo constantemente, aunque la bicicleta avance a baja velocidad.

Precauciones a la hora de usar una bicicleta de marchas

Para un uso correcto de tu bicicleta de marchas, es necesario que tengas algunas precauciones indicadas para garantizar no sólo tu seguridad sino para alargar la vida útil de las piezas que componen tu bicicleta.

En primer lugar, debes evitar a toda costa combinar platos y piñones del mismo tamaño, es decir, el grande con el grande o el más pequeño con el más pequeño. Cuando hacemos esto la cadena de la bicicleta se cruza y puede llegar a dañarse sensiblemente.

En segundo lugar, asegúrate antes de comenzar la marcha de que la bicicleta esté configurada en una marcha de velocidad baja o podrás hacerte daño. Si necesitas arrancar con rapidez y transmitir mucha velocidad a la bicicleta puedes hacerlo.

Otro truco importante a tener en cuenta es reducir la fuerza de la pedalada en el momento justo cuando vamos a cambiar la marcha y cambiarla siempre de una en una. Si cambias varias marchas de golpe, la cadena puede desengancharse y tener un buen susto.

Cambios de bicicleta electrónicos

Quizá algunos no lo sepáis pero hoy en día, al igual que contamos con la dirección asistida en los coches, también es posible encontrar bicicletas de alta gama con cambios electrónicos. Algunos de ellos, y esto sí que es absolutamente innovador, son cambios electrónicos automáticos. Es decir, son capaces de detectar los desniveles del terreno y ajustar los platos a la conducción más cómoda y ventajosa para el ciclista.

Bicicleta con cambio electrónico automático

 

Los cambios electrónicos ofrecen numerosas ventajas. Con este tipo de sistema la cadena siempre se mueve con la máxima precisión y resultan muchísimo más cómodos que los sistemas de cables porque con ellos no hay que hacer ninguna fuerza, sólo pulsar un botón y ni siquiera eso si los ponemos en modo automático. Las desventajas de estos cambios son, evidentemente el alto precio y el hecho de que al ser un sistema eléctrico necesita ser cargado para funcionar. No obstante, os lo recomendamos porque llevar una bicicleta con este tipo de tecnología es una verdadera maravilla.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 16 =