Las mejores cestas para bicicleta

Si eres un amante de la bici y la usas a todas horas para moverte por la ciudad y hacer los recados de tu vida diaria,  en algún momento te habrás planteado hacerte con una buena cesta frontal para el manillar. Este tipo de complemento no sólo no afecta a la seguridad de tu bicicleta sino que te evita los dolores de espalda provocados con las mochilas y ofrece un punto de almacenaje permanente.

Soporte de pared para bicicletas marca Meollo

Materiales de las cestas de bicicleta

En el mercado existen tres tipos de cestas para bicicleta según sus materiales. Las primeras, más comunes, de menor calidad y nada amigables con el medio ambiente son las cestas de plástico. Tanto la cesta misma como los complementos de plástico pueden ser muy bonitos pero desde Meollo os animamos a que los evitéis. Rápidamente este material se estropea con los golpes, la luz solar y los cambios de temperatura. En menos de un año habremos generado una pieza de basura contaminante. Siempre que podáis optad por materiales que son para siempre y muy fácilmente reciclables como los metales (acero, aluminio..etc) o por materiales orgánicos como el mimbre que, aunque os parezca poco resistente a la lluvia es un material excelente que bien tratado aguanta muchísimo tiempo, envejece con elegancia y, una vez estropeado, vuelve al medio ambiente de forma natural.

Soporte colgado de pared para bicicleta marca Meollo

Cestas de bicicleta de metal

Así que vamos a dejar de lado las cestas de plástico, baratas pero poco aconsejables dada la invasión de plástico que estamos viviendo y que pone en riesgo serio nuestra salud, y nos vamos a centrar en productos sostenibles y reciclables. Las cestas de bicicleta de metal tienen además una ventaja que supera con creces a las de plástico: su resistencia y durabilidad. Literalmente si no las aplasta un meteorito, duran para siempre. Podemos heredar sin problema la cesta de la bici del abuelo y será igual de útil y funcional como el primer día. A lo sumo, las cestas de metal para bicicleta antiguas requerirán una manita de pintura pero poco más.

En el mercado tenemos una amplísima variedad de cestas de metal para nuestra bicicleta. Vamos a mostraros algunos modelos que nos han gustado. 

Cesta de metal para bicicleta estilo clásico

Esta primera cesta de metal es un clásico que nunca pasa de moda, su diseño nos recuerda muchísimo a esos botes para bolígrafos que muchos tenemos en el despacho y son, sinceramente igual de funcionales. Se trata de un complemento para la bici que nos permitirá, además, ahorrar cientos de bolsas de plástico porque tiene la ventaja de poder quitarse de la bicicleta y usarla como cesta personal dentro de la tienda. Así, podemos comprar con ella y volver a casa sin haber gastado una sola bolsa. La única desventaja que hemos visto a esta cesta es que permite llevar un máximo de 5kg de peso. Se trata de una cesta hecha con materiales muy ligeros, de modo que si nos pasamos la podremos romper.

Cesta de metal para bicicleta abierta

Mucho más robusto y capaz de cargar bastante más peso es este segundo modelo de cesta para bicicleta. Posee un sistema de agarre al manillar muy fuerte y es capaz de soportar hasta 10 – 15kg según el modelo. La desventaja de este tipo de cestas para bici es que, como podéis ver, es abierta, de tal modo que será difícil transportar objetos pequeños, hecho que nos obliga a llevar una bolsa con nosotros. ¡Siempre de tela!

Otro modelo muy común de cesta de metal para bici son las que parecen cestas de la compra. Es decir, imitan la misma forma y muchas de ellas ofrecen la opción de cogerlas fácilmente y usarlas para la compra real.

Cesta de metal para bicicleta con asa 

Soporte de pared para bicicleta marca Meollo

Cestas de bicicleta de mimbre

Si hay algo más horroroso que el plástico gris es el plástico imitando mimbre o fibras vegetales. De verdad, no le hagáis eso a vuestra bicicleta y atreveos a descubrir el maravilloso mundo del trenzado del mimbre, un material usado durante siglos que ofrece calidez, belleza, autenticidad y estilo a vuestra bicicleta. El mimbre y otras materias vegetales similares como la madera laminada y moldeada por calor es una de las opciones más populares en los países del norte en los que llueve bastante.  Un ejemplo clásico de cesta de mimbre para bici es el que tenemos abajo, abierta, redondeada y con una capacidad de carga media.

 

Cesta de mimbre para bicicleta clásica 

Pero si os parece demasiado sosa o corriente (a nosotros nos encanta este modelo con las correas marrones) os mostramos otras opciones como las cestas para bici de mimbre con tapa. Muy útiles para que el contenido esté mejor asegurado y en caso de lluvia.

Cesta para bicicleta de mimbre con tapa

Además de estas preciosas cestas, hemos encontrado otras fabricadas con cajas de madera que le darán a tu bicicleta un toque especial y único. Nos han parecido geniales estas de la marca BRN. En un momento dado, si tienes que recoger cerezas o manzanas también te puede servir. Un toque rústico genial.

 

Cesta de mimbre para bicicleta hecha de caja de madera

 

Cestas de bicicleta de tela

Otra posibilidad interesante a tener en cuenta son las cestas para bicicletas hechas de tela. Si bien mezclan plástico, cosa que no nos gusta tanto, son bastante resistentes. Sin embargo hay una cosa que no entendemos ¿por qué todas las telas parecen sacadas de la casa de la abuela? ¿Es cosa nuestra o todas estas cestas parecen carritos de la compra? No hemos visto ninguna que no tenga un color o un estampado que no sea del todo horrendo. Atentos al modelo hawaiano de la cesta de abajo. Duelen los ojos de verla…

Cesta de bici de tela

Cestas de bicicleta para mascotas

Una de las ideas más geniales que hemos encontrado son las cestas de bicicleta ideadas especialmente para mascotas. (Para mascotas pequeñas). Que nadie intente meter a su San Bernardo dentro de una de estas, pero un perro de talla pequeña puede viajar súper feliz con nosotros. Como algunos tienden a ser aventureros y por su propia seguridad, vienen con una especie de reja que rodea al perro sin agobiarle. Nos ha encantado este modelo de cesta de bici para mascotas de la marca Victoria.

Cesta de bici para mascota

Cómo unir la cesta a la bici: los soportes

Si bien la mayoría de cestas para bicicleta se venden con el anclaje incluido algunas no lo traen. También puede darse el caso de que tengamos en casa alguna cesta que nos guste y debemos ponerla en nuestra bici. ¡No hay ningún problema! En el mercado hay una amplia variedad de soportes para cestas de bicicleta tanto permanentes como temporales. Son un accesorio muy barato pero ideal para todos los que usáis la bici para transportar cosas. Podemos dejarlo puesto o quitarlo según nos apetezca. La mayoría de ellos se enganchan al manillar en apenas minutos, son resistentes y muy sencillos de unir a la cesta.

Soporte anclaje para cesta de bicicleta

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 6 =