Rodillo bicicleta

Uno de los accesorios más de moda y, sinceramente, más prácticos del mundo del ciclismo, el entrenamiento y el fitness es el rodillo para bicicleta. Si todavía no sabes lo que es o si quieres conocer sus prestaciones, aquí te vamos a explicar todo lo que necesitas para elegir el mejor rodillo para bicicleta.

Soporte de pared de diseño para bicicleta marca Meollo

¿Para qué sirve un rodillo para bicicleta?

Este increíble accesorio tiene sirve para cubrir dos necesidades principales que se pueden resumir en la posibilidad de usar tu bicicleta habitual en interiores como si fuera una bicicleta estática de gimnasio y poder llevar a cabo un entrenamiento completo en interiores. En este sentido, el rodillo para bicicleta es un sistema completo que sujeta la bici y le ofrece un soporte sobre el que rodar y que proporciona al ciclista una sensación muy parecida a la de la carretera.

Si las condiciones climáticas o los horarios complicados nos impiden sacar nuestra bicicleta al aire libre, no necesitamos comprarnos una estática, sino que podremos sacarle todo el partido a la nuestra gracias a estos innovadores rodillos.

Soporte de pared para bicicleta marca Meollo

¿Es fácil pedalear sobre un rodillo para bicicleta?

Antes de que os lancéis de cabeza a comprar uno de estos rodillos para bicicleta queremos advertiros que, aunque lo parezcan, no son una simple analogía de las cintas para correr. Subirse a un rodillo y pedalear es casi una habilidad nueva en sí misma que requiere bastante más equilibrio y técnica que el pedaleo normal al aire libre. De hecho, la experiencia de pedalear por primera vez en la vida sobre uno de estos aparatos puede desesperar y dejar en ridículo incluso al mejor ciclista de la historia. No obstante, como ocurre con todos los deportes, un poco de tiempo y esfuerzo hacen maravillas. De hecho, al ser tan exigente el pedaleo sobre estos sistemas, a la hora de usarlos iremos mejorando de forma inconsciente nuestra técnica y nuestra posición corporal así que son muy recomendables porque nos ayudarán a pedalear mejor y de forma más eficaz también al aire libre.

Soporte de diseño de pared para bicicleta marca Meollo

Estructura de los rodillos para bicicleta

La mayoría de los rodillos para bicicleta tienen un diseño general que consiste, básicamente, en tres tambores o cilindros insertos en unos ejes que, a su vez, están sujetos en un marco rectangular. Fácil ¿veradad? Precisamente esa configuración tan sencilla hace que al principio sea bastante complicado montar sobre ellos.

Rodillo bicicleta

Dos de los cilindros soportan la rueda trasera y uno solo la rueda delantera estando todos unidos por una cinta de goma. Los bastidores de los rodillos suelen ser de acero o aluminio, la cinta de caucho y los propios cilindros los podréis encontrar fabricados en plástico PVC o en metal. Como es evidente, los cilindros hechos de materiales plásticos son muchísimo menos resistentes y requieren mantenimiento y reemplazo periódico. Si tenéis decidido usar mucho vuestro rodillo, os recomendamos que optéis por uno de metal.

¿Cómo usar un rodillo para bicicleta?

Los rodillos para bicicleta son muy sencillos de poner en funcionamiento y usar. La mayoría de modelos requiere un montaje muy rápido y herramientas básicas ya que están conformados por muy pocas piezas. Una vez armada la estructura, el ciclista simplemente debe subirse a la bici… y rezar. Si bien vais a ver numerosos videos en los que la gente es capaz de montar sin manos mientras escribe por WhatsApp, insistimos que pedalear sin caerse al principio es todo un reto. La dificultad deriva del hecho de que la bicicleta no está unida al rodillo y a que sólo tenemos el pequeño ancho del aparato para corregir cualquier desequilibrio antes de caer.

Antes de subirnos al rodillo para bicicleta tendremos que asegurarnos de que la rueda delantera esté perfectamente situada en el centro del eje delantero para evitar que se salga del rodillo. Otra dificultad está en algo simple pero poco obvio a la hora de comprarlo ¿cómo nos subimos a la bici?

Si no somos muy altos, subirse a la bicicleta es tan difícil como hacerlo a un caballo. Es recomendable tener a mano algún tipo de estructura sobre la que apoyarnos, como un taburete, una caja de madera o una silla pequeña.

Preparar la zona para el rodillo de bicicleta

Os recomendamos que despejéis a conciencia la sala o habitación en la que tengáis pensado usar el rodillo y que cerca de la bicicleta no haya ningún tipo de objeto que se pueda romper, o que, al chocar con él os haga daño. Cristales y cosas frágiles deben mantenerse alejadas y… hacednos caso, os chocaréis y os caeréis así que es mejor prevenir.

Ventajas de un rodillo para bicicleta

Junto al hecho de que este accesorio nos permite ahorrarnos la inversión en una bicicleta estática, poder pedalear en casa con cualquier condición climática, una de las principales ventajas del rodillo para bicicleta es que su uso elimina las variables de entrenar en la calle, ofreciendo un ambiente controlado. Esta ventaja es especialmente importante en los casos en los que nos estemos recuperando de una lesión y todavía no confiemos en nuestra fuerza o agilidad en la calle.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =