Alimentación ideal para hacer snowboard

¿Alguna vez te has preguntado si la práctica de un deporte como el snowboard exige algún tipo de alimentación especial? El tema es interesante pero la respuesta no es tan sencilla como acudir a una barrita mágica de frutos secos. Para entender qué debemos comer cuando hacemos snowboard es necesario entender un poco nuestro propio cuerpo y saber cómo funciona cuando realiza esfuerzos grandes en el ámbito físico.

Duración del esfuerzo físico

En primer lugar hemos de tener en cuenta cuánto va a durar el esfuerzo físico al que sometamos a nuestro cuerpo. No es lo mismo hacer snowboard un par de horas que estar prácticamente toda la jornada sobre la pista, como es el caso de algunos disfrutones, llegando incluso a 6 ó 7 horas de diversión. Aumentaremos, con sentido común la cantidad y frecuencia de las ingestas dependiendo de la duración de la actividad de cuánto tiempo pensemos estar sobre nuestra tabla de snowboard.

Desayunar como un vikingo

Si no tenéis problemas de intolerancias alimentarias, recomendamos un desayuno digno de un ejército de vikingos en el que no falten los hidratos de carbono, la fruta y, -que nadie se horrorice,- el azúcar (por ejemplo el proveniente de la miel o de las mermeladas que poseen sólo los azúcares naturalmente presentes en la fruta). Nuestros músculos van a estar trabajando al 100%. Comer poco o de forma inadecuada en la práctica de este deporte es peligroso porque el cansancio o la falta de glucosa en sangre puede producir desvanecimientos que, estando en pistas de nieve a gran altitud y con otros snowboardes bajando puede ser muy peligroso. Así que hay que alimentarse bien y dejar las dietas para otro tipo de deportes de menos exigencia física.

 

 

__ Os recomendamos conservar y exponer vuestras mejores tablas usando un soporte de alto diseño y resistencia como los de la gama de Snowboard de Meollo, os van a volver locos. ___

Beber como un camello

Antes de salir a la pista hemos de hidratarnos profundamente. Es recomendable una bebida isotópica pero siempre acompañada de agua pura y cristalina para que las sales se fijen y nuestro cuerpo se hidrate. Perderemos muchísima agua con el esfuerzo físico y debido a la ropa que nos protege del frío. Cada hora y media máximo debemos para y volver a hidratarnos. El cuerpo sin agua puede sufrir fallos musculares como temblores o mareos. Estando en una pista de nieve con mucho desnivel a nadie le apetece que se le doblen las rodillas por hidratación así que ¡bebed! como si fuerais a cruzar el desierto.

Una ayudita en el bolsillo 

Nunca viene mal llevar en el bolsillo del abrigo una barrita energética de emergencia. Pensemos que la vamos a usar en caso de sentirnos mal así que esa no es la que debe ser light. En meollo somos adictos a unas barritas de frutas que… hagamos o no deporte nos encantan. Se llaman Rawbite, son veganas y tienen un montón de sabores. No tienen aceites añadidos y simplemente están buenísimas.

Cómo funciona el cuerpo 

En la práctica de un deporte tan intenso como el snowboard nuestro cuerpo, estimulado por la adrenalina y el esfuerzo muscular, pone en marcha sus mejores mecanismos de extracción de energía. Así que la comida deberá ser también lo suficientemente contundente aunque no exageradamente abundante. Debemos comer poco pero que el alimento sea muy energético: carne si no somos veganos o vegetarianos porque aporta muchísima energía y fuerza a los músculos o legumbres que, aunque ofrecen una energía más lenta, nos llenarán de fuerza.

Nuestro cuerpo necesita el combustible para ello y cuando carezca de él comenzará a usar las reservas energéticas que almacenamos en el cuerpo en forma de grasa, sin embargo, dicho proceso no es instantáneo  y a veces tarda en iniciarse. No moriremos de hambre haciendo snow pero si podemos tener una bajada de azúcar que nos arruine el día.

Qué debemos incluir en nuestra dieta los días que practiquemos snowboard

El cuerpo humano necesita, ante todo, glucosa que se almacena en forma de glucógeno y que la podemos encontrar en las harinas, la pasta, el arroz, frutas, legumbres y vegetales. Necesitamos glucógeno para los músculos pero, ante todo, necesitamos el llamado glucógeno hepático que es el que regula los niveles de azúcar en sangre y que constituye el alimento del cerebro. No olvidemos que el cerebro es el órgano que regula la concentración necesaria para practicar snowboard y, por supuesto el equilibrio. Un cerebro hambriento es un riesgo de lesiones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − seis =