¿De qué está hecha una tabla de snowboard?

¿Eres un loco del snowboard? ¿Te pasas todo el año esperando a que llegue la temporada para coger tu tabla y disfrutar de la nieve? Sin duda, no hay nada como la primera bajada del año, pero nada sería posible sin tu fiel tabla de snow. ¿Alguna vez te has preguntado cómo se fabrica? La construcción de una tabla para este deporte de nieve es un proceso que mezcla artesanía y tecnología a partes iguales.

Los materiales

La construcción de una tabla de snowboard puede ser una forma de arte y toda obra de arte comienza con la elección de los mejores materiales. Hoy os hablaremos de las tablas de snow más comunes del mercado pero dentro de poco publicaremos una nueva entrada en el blog en la que hablaremos específicamente de tablas de snow ecológicas y artesanales.

El núcleo o parte central de la tabla de snow es el elemento fundamental de todo el conjunto y aquél que debe ofrecer las mejores prestaciones de resistencia y flexibilidad. Este núcleo o parte central del “sandwich” que conforma nuestra tabla puede venir presentado en dos materiales diferentes dependiendo del peso o la ligereza de nuestra tabla. Así, encontramos tablas de snowboardo con el núcleo de madera, algo más pesadas pero con una resistencia y flexibilidad excelentes y tablas con núcleos de espuma que, ciertamente, son más ligeras pero muchísimo más frágiles a los golpes que la tabla puede sufrir en una caída o en el transporte.

En el caso de los núcleos de madera no se trata de una pieza uniforme ni maciza sino que, para ganar flexibilidad y capacidad para absorber los golpes y las vibraciones, los artesanos intercalan tiras longitudinales de madera de diversos orígenes. Las más comunes son el álamo blanco. Si encontráis esta madera en la etiqueta de la tabla os recomendamos que le prestéis mucha atención. La madera del álamo es  ligera, homogénea, elástica, de densidad media y de duramen poco marcado. Además, las nuevas técnicas genéticas y de cultivo han mejorado su producción haciéndola mucho más ecológica y respetuosa con el medio ambiente. El segundo tipo de madera que se suele emplear para la fabricación de los núcleos de las tablas de snow es la madera de abedul, muy flexible y fina, empleada habitualmente en ebanistería de alta calidad. Estas maderas se laminan vertical y horizontalmente para crear flexiones variables. Os recomendamos las tablas de snow hechas de estas maderas, mucho tiempo después de que ya las jubiléis seguirán siendo objetos bellos y resistentes dignos de ser expuestos en casa, guardianes de los mejores momentos de la nieve. Además, si decidís deshaceos de vuestra tabla de snow ésta será biodegradable en un 70% lo cual no es poco para la naturaleza.

Soporte snowboardSoporte de pared snowboard marca Meollo

__ Os recomendamos conservar y exponer vuestras mejores tablas usando un soporte de alto diseño y resistencia como los de la gama de Snowboard de Meollo, os van a volver locos. ___

Otro material ampliamente usado para el núcleo de la tabla de snowboard es la espuma de poliuretano, un tipo de plástico muy usado en la industria. Se emplea ampliamente como aislamiento y acolchado y también para absorber impactos. Esa es su función en tu tabla de snow y por eso está en el centro. Su estructura específica formada por una red de burbujas le permite torsión y elasticidad. Es un material magnífico que hace las tablas de snowboard muy ligeras y resistentes aunque con el paso de los años se degrada y no envejece igual que la madera.

La hoja superior. La parte de arriba de nuestra tabla de snow recibe el hombre de “hoja superior” y en ella está impreso el dibujo o gráfico que decora nuestra tabla. Su función principal es cubrir y proteger el núcleo. Así, en núcleos de espuma su grosor es mucho más grande. El material para envolver la tabla de snowboard varía, existiendo diversos tipos de plásticos flexibles y de adhesión térmica pero normalmente hallamos dos tipos: brillo y mate. Las imágenes de tipo brillo se realizan mediante la técnica de sublimación que consiste en la aplicación de la imagen mediante un proceso basado en el calor por transferencia. Las temperaturas alcanzadas para decorar la tabla de snow pueden rondar los 180 grados Celsius.

Refuerzo de fibra de vidrio. Las dos capas de las que hemos hablando anteriormente de la tabla serían extremadamente quebradizas y frágiles. Es por ello que todo el conjunto se cubre con fibra de vidrio presente en la fabricación de la mayor parte de tablas de snowboard del mercado. Este material permite que la tabla

El recubrimiento de fibra de vidrio: el vidrio es el material de fibra compuesta estándar utilizado en la construcción de tablas de snowboard. El plástico reforzado con fibra de vidrio proporciona rigidez y resistencia a la tabla de snowboard. Se encuentra justo en la parte superior del núcleo. Es menos costoso (en comparación con los materiales alternativos), ligero y permite que la tabla de snowboard se doble debido a que se trata de un material filamentoso formado por hilos de dióxido de silicio. La resina que compone la fibra de vidrio es precisamente aquello que permite que nuestra tabla sea muy resistente a la erosión, tanto química como natural. Ello permite que las tablas de los snowboarders que están cubiertas de este material no se pudran y no interactúan con los elementos químicos que puedan estar contenidos en las ceras o incluso en la nieve.

Anclajes de metal: en la parte superior del tablero principal de nuestra tabla de snow observamos unos remaches de acero que permiten anclar las fijaciones a la tabla de snow. Hay diversos tipos y variedades, la mayoría de ellos hechos de acero inoxidable  que ofrece, como su nombre indica, resistencia a la oxidación propia del agua y la nieve. Si ves herrumbre o un color anaranjado en estas piezas debes cambiarlas inmediatamente.  Tu seguridad está en riesgo porque son precisamente aquello que te mantiene fijo a la tabla. Si estos anclajes no están en óptimo estado podrías tener un accidente de snowboard. Conocer en detalle tu tabla te evita tener disgustos.

Parte inferior o base: ¿sobre qué nos deslizamos en la nieve? Sin lugar a dudas, la parte más importante de nuestra tabla de snowboard es aquella que nos permite volar por las pistas. Normalmente la base está fabricada con poliestireno de alta densidad. Se trata de otro tipo de plástico, en concreto un polímero que responde al calor y que presenta bastante durabilidad y resistencia. Su estructura molecular permite que la tabla de snow se deslice con la mínima fricción, al mismo tiempo que admite las ceras de snow. El mantenimiento de la cera es fundamental ya que sin ella la tabla pierde velocidad.

¿Has visto cómo queda tu tabla con el soporte de pared Meollo? 

Nos quedan todavía un último elemento capital de la tabla de snow:  los bordes metálicos diseñados específicamente para que la tabla se hunda en la nieve mientras gira. Le da peso y permite hacer los trucos, que esta se clave y podamos hacer maniobras con libertad. Hasta aquí llega nuestro post acerca de los materiales que componen una tabla de snowboard. Te invitamos a que leas el post dedicado a su fabricación, te sorprenderá el mimo de los artesanos y la precisión de la tecnología.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 3 =