Historia del snowboard

El snowboard, conocido inicialmente como surf de la nieve es un deporte extremo de sensaciones fuertes que nació en los años 60 del siglo XX en Estados Unidos.
En Meollo estamos locos por este deporte y por ello hemos creado material de diseño específico para las tablas de snow.
Pero no sólo nos gusta practicarlo y crear complementos de calidad para los snowboarders sino que sentimos curiosidad por su historia. ¿Tú también? ¡Aquí te la contamos!

Los comienzos del snowboard con Sherman Poppen

En torno a 1964 un surfero – de los que prefieren el sol y las olas al frío de las montañas- llamado Sherman Poppen comenzó a soñar con la posibilidad de surfear, al igual que lo hacía en el mar, el fabuloso paisaje de las montañas rocosas americanas, las famosas “Rocky mountains”.

Las montañas rocosas que inspiraron a Poppen la creación de la primera tabla de surf

Inspirado por esta idea y un poco a modo de juego, construyó lo que él llamó una “tabla de surf para la nieve”, es decir, el primer concepto de tabla de snowboard.

El primer prototipo que Poppen diseñó medía alrededor de un metro y veinte centímetros, intentaba ser una placa única de madera, pero estaba formada – si, algo muy cutre pero prometedor – por dos esquíes pegados.

Primeros prototipos de tabla de surf o “snurfer” de Poppen

En la imagen de arriba el primer prototipo de tabla de snow de Poppen es el que aparece a la izquierda. Lo dicho, cutre pero prometedor.

(No dejéis de observar que la unión entre los dos esquíes se basaba en trozos de madera clavados.)

¡Pero ninguna gran idea nace terminada! así que, Poppen perseveró y se la regaló a su hija quien la disfrutó todo el invierno. En ese momento sólo había una snowboarder en la tierra y era una niña de ocho años… ¡para que digan que los niños no pueden lo pueden practicar!

 

Soporte snowboard

Soporte de pared de diseño para tablas de snowboard marca Meollo

Un año más tarde, en 1965, Poppen decidió intentar llevar su idea a la realidad de forma seria. Se puso en contacto con un artesano que fabricaba normalmente bolas de bolos y comenzó a producir las primeras tablas de snow a nivel artesanal.

El nombre de las nuevas tablas era genial, se llamaban ¡SNURFERS! Mezcla de la palabra “snow”, que significa nieve en inglés y “surfer” que es… pues eso, el que hace surf en el agua. Durante la navidad de 1965 las nuevas y flamantes snurfers se vendieron en las tiendas de juguetes por sólo quince dólares. (Ahora, una tabla original de la primera época, adorada por los coleccionistas, tiene detrás unos cuantos ceros más).

Las tablas de snowboard más caras de la historia

Hablando de ceros, ¿sabes cuáles han son las tablas de snow más caras de la historia? La tabla experimental Burton Black Widow llegó a ser vendida en subasta por 11.732 dólares. No nos extraña que la llamaran “viuda negra” porque más de uno murió de infarto al oír el precio.

Pero esto no es nada si lo comparamos con el modelo vintage, precisamente inspirado en la idea de Poppen a modo de homenaje, también de Burton: la Burton Experimental Prototype valorada en… ¡33.121 dólares!

La tabla de snowboard más cara de la historia

El final de una gran idea: la snurfer de Poppen

La modesta idea de Poppen de crear una tabla de surf para la nieve tuvo éxito y en los siguientes 10 años consiguió vender más de un millón d tablas de snow y crear la primera competición de snowboarders.

No obstante, a pesar del entusiasmo inicial, las tablas de snow de Poppen fueron poco a poco desapareciendo hasta que cerró su tienda. Todo habría terminado y no habríamos tenido un deporte como el snow contemporáneo de no ser por otros dos locos que continuaron su estela: Dimitrije Milovich y el mítico Jake Burton Carpenter.

Dimitrije Milovich y las tablas de snowboard Wintrstick

En los años 60 un nuevo protagonista tomó las riendas de la historia del snowboard, Dimitrije Milovich quien, al conocer en Nueva Jersey al fabricante de tablas Wayne Stoveken comenzó a planear la creación de una marca de tablas para surcar la nieve, iniciando los primeros diseños serios de tablas de snow.

Inspirado por la película de surf Cinco historias de verano, Milovich comenzó la fabricación de  sus primeras tablas de snow.

Cartel de la película que inspiró a Milovich a crear sus tablas de snowboard

En los ’70 Milovich abandonó la universidad y se mudó a Utah donde comenzó a dedicarse a tiempo completo a la creación y diseño de sus primeras tablas de snowboard. En 1973 patentó el primer modelo de tabla de snowboard moderna a la que llamó Swallowtail o “cola de golondrina”.

Modelo de tabla Swallowtail  de Milovich

Un año más tarde, sus tablas de snowboard comenzaron a venderse y la gente empezó a hablar de ellas, tanto que aparecieron artículos sobre sus modelos incluso en la revista Playboy. ¡Hot, hot!

Debido al gran interés y éxito de sus diseños, Milovich fundó en 1976 la empresa, hoy conocida por todos, Winterstick, reconocida como la primera marca de la historia de tablas de snowboard. Muy pronto la marca introdujo un nuevo modelo, también muy conocido entre los fans, el modelo de “cola redonda” o Roundtail.

Uno de los primeros modelos roundtail de tabla de Snowboard de la marca Winterstick

Las historia de las tablas de snowboard Burton

En los años 80, Jake Burton, un joven estudiante de apenas 23 años  decidió crear su propia compañía en la ciudad americana de Vermont y mejorar las tablas de Milovich con sus propios puntos de vista.

Comenzó con una pequeña tirada de tablas de snow fabricadas en madera flexible y dotadas de una cuerda, al estilo del esquí náutico que permitía orientar la tabla en el descenso.

No obstante, la aceptación de su propuesta fue baja porque el precio de mercado de su diseño era demasiado alto. Las primeras tablas de snowboard Burton costaban la escandalosa cifra de… ¡38 dólares! Quién las pillara.

Gafas de snowboard

Soporte de pared de diseño para tablas de snowboard de la marca Meollo

Con el paso del tiempo, Burton mejoró los diseños, siendo el más exitoso de todos su Performer Elite que tenía bordes de metal y una base de plástico P-tex.

Rápidamente la compañía creció y en 1985 ya estableció una sede permanente europea en Innsbruck, Austria y poco después en Nueva Zelanda. Actualmente Burton es el principal fabricante industrial de tablas de snowboard del mundo y su marca ahora incluye diversos accesorios como botas o cascos.

La tabla de snowboard banana amarilla y otros diseños de los años 70

Exactamente al mismo tiempo en el que Burton comenzaba a comercializar sus tablas, el ex campeón de monopatín Tom Sims, comenzó a producir tablas de snowboard.

Bob Webber desarrolló el famoso tablero banana amarilla en 1977, fabricado en polietileno. Chuck Barfoot introdujo la fibra de vidrio en la producción de snowboard el año siguiente, material del que hablamos en detalle en nuestro post dedicado a cómo está fabricada una tabla de snowboard.

La mayoría de las primeras tablas no tenían ningún enlace y en su lugar tenían una correa de control.

Snowboard soporte detalles

Soporte de pared de diseño para tablas de snowboard marca Meollo

Es curioso saber que en los años 70 el uso de las tablas de snow estaba completamente prohibido en las estaciones de esquí, así que los locos de este nuevo y emocionante deporte debían colarse de noche en las pistas y mantener sus equipos en secreto para evitar las multas.

La popularización del snowboard

En 1979, en el concurso anual de snurfer celebrado en Michigan, el snurfer profesional Paul Graves realizó una demostración de estilo libre e hizo que la multitud se volviera loca al hacer cuatro giros de 360 grados jamás vistos hasta entonces, cayendo sobre una rodilla durante parte del curso, y desmontando de su tablero al final con un flip frontal.

En 1987, los primeros campeonatos europeos de snowboard se llevaron a cabo en Livigno y St. Moritz.

Estos eventos crearon la primera gran comunidad de snowboarders de todo el mundo. Con su celebración nació oficialmente un deporte: el snowboard caracterizado por la frescura, juventud y por las emociones extremas. El snowboard representó para toda una generación una verdadera revolución, un  un homenaje a la libertad, una nueva religión para los jóvenes.

El snowboard como deporte olímpico

Snowboard olímpico en los Juegos de Nagano 1998

La “fiebre blanca” se convirtió en un deporte olímpico en los juegos de Nagano de 1998 en los que se incluyeron las pruebas de slalom y half-pipe. Esta disciplina encontró muy pronto un enorme éxito y volvió a convocarse en los juegos de Salt Lake City.

En los juegos de Turín hizo aparición por primera vez el snowboard cross o campo a través. Hoy constituye una e las ramas más populares y queridas por el público y los deportistas en los juegos olímpicos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + diecisiete =