¿Cuáles son las mejores gafas de snowboard y en qué elementos fijarse a la hora de elegirlas?

Si ya habéis leído nuestro post sobre la importancia de cuidar la vista en los deportes de nieve y los riesgos asociados a las quemaduras oculares ya sabéis, con detalle y precisión cuáles son las razones por las que debemos proteger nuestra vista. Recordamos que la protección no sólo es necesaria cuando hacemos snowboard o practicamos esquí, sino también cuando hacemos marchas por la montaña. Os hemos hablado en detalle acerca de la reflexión lumínica de la nieve y sus severos riesgos para la vista.

¡Ahora toca hablar de gafas! Pero a nuestro estilo, con información detallada y precisa. Lo que buscamos es tener los conocimientos necesarios no sólo a la hora de comprar unas gafas de snow sino a la hora de elegir los materiales más convenientes para nuestros ojos más allá de la magia de la publicidad.

¿Cómo están hechas unas gafas de snowboard?

Antes de adentrarnos en marcas y colores, debemos saber cómo están hechas unas buenas gafas de snowboard, cuáles son sus materiales y por qué pagamos cuando las compramos.

 

 

Toda gafa de snowboard está compuesta por, al menos cinco elementos que debemos tener en cuenta a la hora de elegirlas.

Ventilación: aunque no sea el elemento más evidente sí que es uno de los más importantes en lo que respecta a la seguridad. Todas las gafas de snowboard de una mínima calidad poseen agujeros de ventilación, o sistemas análogos que permiten evitar el empañamiento y oxigenar la piel durante los largos periodos en los que estamos sobre la tabla de snow. Los canales de ventilación también sirven para dispersar el exceso de sudor de la cara durante el deporte. Es importante que elijamos unas gafas con un buen sistema de aireación y, preferiblemente, con un tratamiento anti-fog es decir, con un tratamiento de los cristales que evite el empañamiento. Muchas marcas duplican y hasta triplican el número de cristales de las gafas diciendo que con eso reducen el empañamiento pero lo importante no es eso sino que posean un tratamiento de calidad y una circulación óptima del aire. No fijarse en esto puede ser peligroso ya que el empañamiento de las gafas de snow es causa de muchos accidentes que podrían evitarse.

Montura: los cristales junto a los demás elementos suelen estar encajados en monturas de plásticos ligeros y flexibles. Existen versiones de gafas de snowboard con monturas metálicas o semi-metálicas pero no son recomendables ya que en caso de accidente pueden causarnos daño en zonas delicadas. Es mejor elegir gafas con monturas plásticas y ligeras. La madera, presente en algunos modelos, puede astillarse y también ser peligrosa en un accidente. Diversos estudios han probado la resistencia de las gafas de snow con elementos de madera y estos no han sido satisfactorios a nivel de seguridad. Algunas monturas nuevas de gafas de snowboard han introducido sistemas que unen as lentes a la montura por medio de imanes. El sistema es bastante fácil de usar y versátil, ante todo para airear rápidamente las gafas y solucionar el empañamiento. Si encontráis alguna no dejéis de considerarla. Podéis echarle un ojo a las de la marca Northweek.

Goma ajustable: ¿Hay algo más desesperante que comprar unas gafas y que al poco uso la goma ceda? Las marcas más reconocidas usan materiales muy resistentes pero conocemos numerosos casos de versiones low cost de gafas de snowboard en las que la goma cede mientras que el resto de la gafa está perfecta. A veces incluso las grandes tienen defectos de fábrica, así que si le echáis un ojo y la comprobáis antes de comprarla os irá bien.

Gafas de snowboard

Soporte de pared horizontal para tabla de snowboard marca Meollo

Espumilla: La montura de las gafas de snowboard no descansa directamente sobre la cara sino sobre un material conocido como espumilla que las hace más confortables y que, además, protege los huesos de la cara en caso de impacto. Así que es importante que la espumilla sea densa y gruesa. Si es demasiado rígida no se comportará adecuadamente y si tenéis un accidente haciendo snow puede que la fuerza del impacto no sea absorbida por vuestras gafas sino por el rostro. Mirad bien la espumilla, es importante, no seáis perezosos. Gordita y blandita según os dicte el sentido común.

Cristales: llegamos por fin a una de las partes más evidentes de las gafas de snowboard. Reconozcámoslo pero la mayoría sólo valoramos los cristales a la hora de comprarlas y nos tiramos como urracas a los más brillantes. Debido a que se trata de una compra que no sólo afecta a la moda sino a nuestra seguridad, reprimamos un momento nuestro amor a los colores y veamos qué diferencias hay en los cristales y cuáles son los más adecuados.

Cristales polarizados: Hay que reconocer que gafas de snow con cristal polarizado suena infinitamente mejor que gafas de snow con cristal normal, vulgar… ordinario. Pero antes de lanzarnos a por el nombre impactante veamos qué diablos es eso de la polarización.

La luz solar llega a nuestros ojos desde todas las direcciones, es una onda que se expande por todas partes. No obstante, cuando la luz  rebota sobre una superficie plana provoca deslumbramientos. Cuando estamos constantemente recibiendo estos deslumbramientos se produce fatiga visual y el ojo comienza a cansarse. Las lentes polarizadas tienen un sistema de filtros verticales mediante los cuales bloquean o anulan la luz que llega de forma horizontal. De este modo, al eliminar un elemento de distorsión mejora la visibilidad. En un entorno tan monótono como la nieve nunca viene mal tener unas gafas de snowboard que eviten deslumbramientos. Así que nuestras gafas polarizadas pueden ser una ventaja porque reducen esa fatiga visual y mejoran los contrastes.

Desventajas de las gafas de snow polarizadas: sin embargo, lamentamos informaros de que este tipo de cristal tiene un inconveniente principal muy grave y es que a veces filtran información visual que puede ser muy importante para el snowboarder como el reflejo de las placas de hielo. Con gafas de snow polarizadas no se ven bien o casi no se ven, lo cual es bastante peligroso. Por otro lado, muchos os habéis fijado que es imposible o muy incómodo ver una pantalla de móvil con ellas puestas debido al filtro integrado.

Así que abajo el entusiasmo inicial. Si vais a hacer snow por pistas abiertas y lugares que no conocéis bien o que pueden tener placas de hielo os aconsejamos que llevéis unas gafas de snow sin lente polarizada, por vuestra seguridad y precaución. Si, no tienen ese efecto de espejo molón pero es mejor que, para estos casos, no lo tenga.

Cristales de contraste: para entornos de esquí y snow con posibilidad de hielo os recomendamos los cristales que mejoran los contrastes como los de color naranja o amarillo.

Materiales: para las gafas de snowboard os recomendaos que evitéis los cristales minerales. Éste tipo de cristal están hechos con vidrio el cual puede resultar muy peligroso si se quiebra por accidente. No olvidéis que vuestros ojos están ahí dentro. Siempre que podáis, elegid lentes de policarbonato para todas las gafas que uséis en deportes intensos como los deportes de nieve. Algunas marcas ofrecen lentes fotocromáticas, que son ese tipo de lente que cambia de intensidad y color con la intensidad lumínica. Os pueden resultar muy interesantes en momentos nublados y por las tardes cuando baja la luminosidad.

Os recomendamos echar un vistazo a nuestros soportes de pared horizontales de diseño para vuestra tabla de snowboard, os vais enamorar. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 13 =